Noticias

Vodafone ataca en España el negocio del internet de las cosas, un ámbito estratégico para las telecos. La operadora anunció ayer el lanzamiento en el mercado español de su red de banda estrecha de internet de las cosas (NB-IoT en el acrónimo anglosajón), que permite conectar dispositivos de manera segura, escalable y eficiente.

En un comunicado, la teleco explicó que, desde ayer, empresas en las ciudades de Valencia y Madrid pueden conectar dispositivos a esta red. Las ciudades de Barcelona, Bilbao, Málaga y Sevilla lo podrán hacer en las próximas semanas como parte de este despliegue a nivel nacional. 

 

Vodafone España indicó que espera que haya más de 1.000 sitios móviles que soporten NB-IoT para finales del mes de marzo.

“Cada sitio NB-IoT puede soportar más de 100.000 dispositivos, lo que significa que la operadora tendrá pronto la capacidad de incorporar 100 millones de nuevos dispositivos al internet de las cosas”, precisó la empresa.

Según Vodafone, la principal ventaja frente a otras tecnologías de GSM tiene que ver con la conectividad de dispositivos ubicados en zonas de poca cobertura, bajo tierra o en lugares de difícil acceso. “NB-IoT se utilizará para conectar diferentes categorías de productos como contadores de gas y de agua, contenedores inteligentes, alarmas de incendio, parquímetros y otro tipo de sensores”, dijo la compañía.

Andrés Vicente, director general de la Unidad de Empresas de Vodafone España, afirmó que “este anuncio representa un nuevo hito en la evolución de la tecnología móvil liderado por Vodafone. Posiciona a nuestra compañía, una vez más, como pioneros en la introducción de una nueva ola tecnológica en España, al igual que hicimos con el 3G y el 4G”.

El ejecutivo indicó que “este nuevo desarrollo extenderá el uso y contribuirá significativamente a la democratización de la internet de las cosas, especialmente en los sectores de industria, agricultura y servicios así como en los mercados de smart city y smart utility”.